• Pía Larrain

Angelitos de Jengibre y Miel

Para los que me conocen bien saben que mi máxima pasión....mas que la cocina, si mas que la cocina, es el mundo espiritual, me apasiona de verdad y es una ayuda que se agradece infinitamente! Dentro de este apasionante mundo los ángeles son mis favoritos, los estudio hace años y me acompañan desde siempre.

En honor a ellos hice esta receta, se mueren lo que son estas galletas, las mejor de navidad que he echo, son tan ricas que no tuve que hacerles nada mas, no necesitan ni glaseado, ni forsting, son perfectas tal cual. Mis hijas decoraron unas pocas por que necesitaban entretención, pero de verdad que no es necesario.

Crocantes por fuera y húmedas por dentro, son como probar el cielo en un bocado! La especias se hacen notar, pero se complementan perfectamente, son dulces y sabrosas, las hice para Navidad y ya volaron todas, les recomiendo esta receta de todo corazón, no se van a arrepentir son verdaderamente deliciosas estas galletas.





Angelitos de Jengibre y Miel


10 cucharadas (2/3 taza; 145 g) de mantequilla a temperatura ambiente

3/4 taza (150 g) de azúcar rubia

2/3 taza (200 g) de miel

1 huevo grande, a temperatura ambiente

1 cucharadita de extracto puro de vainilla

3 -1/2 tazas (437 g) de harina sin polvos de hornear

1 cucharadita de bicarbonato de sodio

1/2 cucharadita de sal

1 cucharada de jengibre molido (sí, ¡1 cucharada entera!), si te asusta un poco puedes disminuir la dosis a 2 cucharaditas

1 cucharada de canela en polvo

1/2 cucharadita de nuez coscada

1/4 cucharadita de clavos de olor molido


En un bol grande con una batidora de mano o una batidora de pie equipada con el accesorio de paleta, batir la mantequilla durante 1 minuto a velocidad media hasta que esté completamente suave y cremosa. Agregar el azúcar rubia y la miel y batir a velocidad media alta hasta que se combinen y tengan una apariencia cremosa. Raspar los lados y el fondo del bol con una espátula según sea necesario. Luego, agregar el huevo y la vainilla y batir a velocidad alta durante 2 minutos completos. Raspar los lados y el fondo del bol con una espátula según sea necesario. En un recipiente aparte, mezclar la harina, el bicarbonato de sodio, la sal, el jengibre, la canela, la nuez moscada y los clavos de olor hasta que se combinen bien. A baja velocidad, agregar lentamente con los ingredientes húmedos hasta que se mezclen. La masa de las galletas quedará bastante espesa y ligeramente pegajosa. Dividir la masa por la mitad y poner cada una en un trozo grande de papel film. Envuelve cada uno con fuerza y ​​golpéalo para crear una forma de disco. Llevar al refrigerador los discos durante al menos 3 horas y hasta 3 días. El enfriamiento es obligatorio para esta masa para galletas.

Cuando ya estes listo para hornear precalentar el horno a 180 ° C. Forrar 2-3 bandejas para hornear grandes con papel mantequilla o placas de silicona, reservar.

Sacar1 disco de masa para galletas fría del refrigerador. Enharinar generosamente una superficie de trabajo, así como tus manos y el uslero. No tenga miedo de enharinar continuamente la superficie de trabajo según sea necesario, esta masa puede ser pegajosa. Estira el disco hasta que tenga un grosor de medio centímetro. Cortar en tus formas favoritas.

Poner las galletas a 2 centímetros de distancia en las bandejas para hornear reservadas. Con lo que te sobra de masa la unes y vuelves a enrollar y cortar hasta usarla toda. Repite con el disco restante de masa. Hornear las galletas durante unos 9-10 minutos.. Dejar que las galletas se enfríen durante 5 minutos en la bandeja para hornear. Transferir a una rejilla para enfriar por completo.


Masa lista.

Discos forrados en plastico y al refrigerador.

Cortando angelitos

Recién salidos del horno.


43 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo