• Pía Larrain

Galletas Deliciosas Con Damascos y Almendras

Estas galletas son verdaderamente una delicia, lo tienen todo, son crujientes por fuera y suaves por dentro el queso crema les da una consistencia perfecta.

La dulzura del damasco se mezcla a la perfección con la acidez del limón, les da un sabor único. Las almendras le dan una crocancia perfecta, la verdad es que es una receta increíble de galletas, definitivamente deliciosas y elegantes, las hare siempre, literalmente me mataron!

Las hice para Navidad y todos los que las probaron quedaron vueltos locos, es que es una mezcla de sabores muy delicada, entretenida y sabrosa. Si no tienes almendras laminadas simplemente no las uses pero debo decir que le dan un toque muy especial.

Si tienen árbol de damascos yo hice la mermelada en el microondas con unos damascos que me regalo una amiga, en el blog esta la receta, es muy fácil y rápida.

Amo las galletas en todas sus versiones en la tarde con una buena taza de cafe son para mí un placer culpable y que amo!

A cocinar estas galletas van a quedar como reyes!





Galletas Deliciosas Con Damascos y Almendras


2 -1/2 tazas (315 g) de harina sin polvos de hornear

1 cucharadita de bicarbonato de sodio

1/4 cucharadita de sal

6 onzas (170 g) de queso crema a temperatura ambiente

1/2 taza (114 gramos) de mantequilla a temperatura ambiente

1 taza (200 g) de azúcar granulada

1 huevo grande

1 cucharadita de ralladura de limón de pica

1 cucharadita de extracto de vainilla

1/2 cucharadita de extracto de almendras

6 a 7 cucharadas mermelada de damasco

3/4 taza de almendras laminadas

3 cucharadas de azúcar en polvo para espolvorear


Mezclar la harina, el bicarbonato de sodio y la sal en un bol mediano, reservar.

En un bol grande con una batidora de mano o una batidora de pie equipada con un accesorio de paleta, batir el queso crema a velocidad media-alta hasta que esté completamente suave y cremoso. Agregar la mantequilla y batir hasta que se combinen, raspando los lados y el fondo del bol según sea necesario. Agregar el azúcar granulada y batir a velocidad media-alta hasta que quede suave y cremoso, aproximadamente 2 minutos. Agregar el huevo, la ralladura de limón, el extracto de vainilla y el extracto de almendras y batir a velocidad alta hasta que se combinen, aproximadamente 1 minuto. Raspar los lados y el fondo del bol y vuelve a batir según sea necesario para combinar.

Agregar la mezcla de harina a los ingredientes húmedos y batir lento hasta incorporar bien. La masa quedará muy cremosa, pegajosa y suave. Cubrir y enfriar la masa durante al menos 3 horas (y hasta 4 días) en el refrigerador.

Precalentar el horno a 180 ° C. Preparar una bandeja que pueda ir al horno con papel mantequilla o una placa de silicona, reservar.

Sacar la masa del refrigerador y formar bolas, 1 cucharada de masa cada una. Formar cada bola y pasarlas por las almendras laminadas. Poner las bolitas en las bandejas para hornear, separadas a 4 centímetros. Introducir tu pulgar o el extremo inferior de una espátula de goma o una cuchara de madera en el centro de cada bola de masa para hacer una hendidura. Poner 1/2 cucharadita de mermelada en cada una. Hornear durante 14-15 minutos o hasta que se doren ligeramente por los lados. Retirar del horno. Dejar que las galletas se enfríen en la bandeja para hornear durante 5 minutos antes de transferirlas a una rejilla para que se enfríen por completo.

Una vez que estén frías, espolvorear las galletas con azúcar flor.


Masa lista para ir al refrigerador.

Pasando las bolitas por las almendras.

Bolitas en la bandeja.

Haciendo los hoyos.

Agregando la mermelada.


32 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo