• Pía Larrain

Helado Casero con Oreos de Vainilla, Chocolate Blanco y Salsa Butterscotch

Me encanta hacer estos helados,por que en general la base es siempre la misma 2 taza de crema por un tarro de leche condensada. Lo entretenido es jugar con los ingredientes adicionales, esta vez los eligió mi hijo Geronimo galletas oreo de vainilla, chocolate blanco y salsa butterscotch. Se mueren lo que es está mezcla, de campeonato, es que para mí la combinación de helado con galleta es por lejos una de las buenas cosas de este sueño que disfruto sin culpa alguna!

Lo bueno es que para hacer estos helados no se necesita ninguna maquina especial, solo una batidora y el secreto esta en que la crema tiene que estar muy fría para batirla, tiene que estar en el refrigerador muchas horas antes.

Hagan esta receta es lejos un verdadero placer y verán sonrisas por todos lados entre los catadores, para la salsa butterscotch pueden usar mi receta que es deliciosa y fácil, o pueden comprar una salsa de caramelo en el supermercado, para el chocolate blanco yo use una barra de 100 gramos de la marca Milka lo picamos chiquitito.

Este es un postre simple y entretenido que se hace rápidamente....el freezer es el que se demora mas en hacer su labor, no la cocinera!







Helado Casero con Oreos de Vainilla, Chocolate Blanco y Salsa Butterscotch


Receta para 8 personas


2 tazas de crema para batir fria

1 tarro de leche condensada

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 barra de 100 gramos de chocolate blanco picada en cubos, yo use Milka

1 paquete de galletas Oreo Gold (vainilla) picadas

1/2 taza de salsa butterscotch


Forrar un molde rectangular con film plastico, reservar.

Batir con batidora la crema, esta tiene que estar muy helada para que suba, batir hasta que este firme, no chantillí. Agregar la leche condensada y el extracto de vainilla, batir un poco mas, solo para mezclar, agregar los pedazos de chocolate blanco y las galletas oreos partidas pero no molidas, esto con movimientos envolventes.

Verter la mitad de la mezcla en el molde, y echar la mitad de la salsa butterscotch y con la punta de un cuchillo hacer movimientos circulares para mezclar un poco, luego verter el resto de la mezcla y la otra mitad de la salsa, repetir el proceso. Llevar al freezer hasta congelar, es mejor hacerlo de un día para otro. Servir adorando con galletas, se puede desmoldar y rebanar si quieres.

PD: la salsa butterscotch puede ser comprada o echa en casa, en el blog hay una receta buenísima.

Un blog con recetas fáciles y entretenidas 

¡Te van a sacar de apuros sin complicaciones! 

  • Instagram
  • Facebook
  • Pinterest