• Pía Larrain

Muffins de Plátano y Arándanos

Que delicia esta receta, fue un éxito rotundo en mi casa, los hicimos el viernes y estaba llena de adolescentes mi casa, no quedo ninguno y recibí varias felicitaciones!

Cuando se van a echar a perder los plátanos hay que actuar, esta receta salvo tres plátanos que iban a ser desechados! Estos muffins son verdaderamente deliciosos quedan lindos y sabrosos, el platano les agrega una humedad especial, un snack increíble para la hora del te y si sobran son ideales para el desayuno también.

Justo cuando pensaba que los muffins de arándanos no podían mejorar, ¡seguí adelante y agregué plátano! Honestamente, fue por pura necesidad, ya que tenía algunos plátanos viejos para usar, ¡pero resultó ser un descubrimiento delicioso! Dos frutas, un muffin. Delicia pura. Estos sencillos muffins caseros son una auténtica delicia. Los arándanos se combinan con el rico sabor a plátano para una explosión dulce con sabor a frutas que no querrán perderse.






Muffins de Plátano y Arándanos


Receta para 12 muffins.........

3 plátanos medianos

1/2 taza de mantequilla derretida

1 taza de azúcar granulada

2 huevos

2 cucharaditas de vainilla

1/2 taza de yogurt griego

1 cucharadita de polvos de hornear

1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio

1/2 cucharadita de sal

1-1/2 tazas de harina sin polvos de hornear

1-1/4 tazas de arándanos

2 cucharadas de azúcar rubia para espolvorear


Precalentar el horno a 170 ° C. Preparar un molde para muffins con 12 capsulas de papel, reservar.

En un plato, moler los plátanos con un tenedor, dejándolos ligeramente grumosos, reservar.

En un bol grande, mezclar la mantequilla y el azúcar. agregar los huevos y la vainilla y revolver hasta que quede una mezcla suave. Incorpora el yogurt, el puré de plátanos, el bicarbonato de sodio, los polvos de hornear y la sal, y revuelve hasta que se mezclen. Luego incorporar el harina con movimientos envolventes, sin batir.

Agregar los arándanos, yo los puse congelados.

Dividir la mezcla en los 12 agujeros del molde. Espolvorear el azúcar rubia sobre cada uno de los muffins.

Hornear durante 25-30 minutos, o hasta que los muffins estén listos y un palillo insertado en el centro salga limpio.

Dejar que que se enfríen en el molde durante 10 minutos y luego desmoldarlos y dejarlos enfriar sobre una rejilla de alambre o sírvalos tibios.

17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo